J.F.Díaz

20 de June de 2020

272

RODABALLO, un sueño alrededor de un plato de jamón

Casa Mundi ha dado para mucho. Lo principal, para comer bien. Lo accesorio para algunos, aunque primordial para otros muchos, escribir alguna de las mejores páginas de nuestro césped. La última de ellas está en pleno acto de servicio y tiene nombre de jamón del bueno, como dice mi hija, y de cotizado pescado. Lo mejor, es que esta historia está por escribir y por allí aparecerán los sueños de nuestros protagonistas, que en el fondo son los mismos de todos y cada uno de nosotros cuando acudimos a un hipódromo: tener un campeón, de esos que todo el mundo recuerda

La historia nació alrededor de una pata. Negra concretamente. De jamón del bueno. En Casa Mundi. Comida de amantes... del turf, por supuesto. Por allí estaban Chema, José María, Antonio, Íñigo, Ricky, Quique, Ángel y Felipe, Pedro y Roberto. Más dos añadidos que de esto de las carreras saben bastante, como son Guillermo y José Luis. Pongan los apellidos.

Alguno de los citados en primer lugar llevó un catálogo de subastas o más bien diría yo que de sueños o delirios. Entre los más de 400 caballos que por ahí aparecían se fijaron en uno de ellos, hijo, nada más y nada menos, que de LOPE DE VEGA. Qué mejor para que el sueño fuera adquiriendo forma. 

Y así sé marchó Guillermo a las islas con la complicada misión de hacerse  suyo al hijo del literato español. No pregunten el cómo pero el objetivo se cumplió y el sueño ya tenía cara y cuatro patas. Lo siguiente fue ponerle nombre. Nueva comida. En esta ocasión en Portonovo. Si al nombre de la cuadra fue inspirado por un llorona ración de ibérico, en esta ocasión el del caballo llegó del mar aunque fuera degustado en Madrid. Para qué discutir. RODABALLO. No hay más que hablar pensaron.

Lo mejor es que el sueño de este grupo de amigos se puede hacer realidad el domingo a eso de la una de la tarde. RODABALLO ha demostrado que sabe galopar (por algo es el favorito) y que esa intuición sobre un catálogo puede convertirse en ese crack con el que todos soñamos. Ahora toca la carrera y la respuesta de caballo (el gran protagonista), jockey, entrenador y todo el personal de la cuadra. Y de los rivales, que seguro encierran otros doce sueños muy parecidos, el de ser primeros y tocar la gloria. Disfrutemos el resto, mientras los nervios se lo impiden a los afortunados dueños de los 13 corredores de la Poule o los 11 del Primer Paso. Carreras. Pasión.



PRONOTURF ®