Hipodromoa

A.Suescun

28 de February de 2020

254

Hipódromo de San Sebastián, resumen de los acontecimientos

Hace unos años el Hipódromo de San Sebastián celebró el centenario desde su creación en 1916. Desde entonces han pasado varios años y varias carreras. La imagen del recinto donostiarra en la actualidad evidentemente no es la misma que en su inauguración. Han variado la pista, las gradas, las cuadras… las instalaciones en general. Cabe recordar a su vez que el hipódromo es de titularidad pública, en este caso perteneciendo al Ayuntamiento de Donostia / San Sebastián. Ahora en 2020 parece ser el momento oportuno para seguir en esa evolución de mejora y adecuación del Hipódromo de Lasarte al Siglo XXI con las mejores prestaciones posibles.

¿Cuándo surgen las “trabas” para esa evolución? Situémonos en el tiempo. En fecha de 26 de junio de 2018 en la Junta de Gobierno Local en el Ayuntamiento de Donostia / San Sebastián se procedió a acordar por mutuo acuerdo entre las partes a resolver el contrato de explotación que unía al ayuntamiento y al concesionario del hipódromo, Hipódromos y Apuestas Hípicas de Euskadi SAU, hasta 2025. A pesar de este acuerdo en la actualidad los mismos concesionarios siguen estando al frente del recinto hípico, aunque sea de manera transitoria. La transitoriedad se debe principalmente a la falta de la publicación de un nuevo Pliego de Condiciones para la explotación del recinto.

Hoy nos situamos ante el paradigma de que el pasado 25 de febrero en Junta de Gobierno Local se aprobó la adjudicación directa a favor de Hipódromos y Apuestas Hípicas de Euskadi SAU (Hipodromoa) para así poder garantizar la temporada de verano de 2020, a la espera del nuevo Pliego de Condiciones. Esta concesión ha sido otorgada hasta el 31 de octubre de 2020 con opción de prorrogarlo en dos periodos consecutivos de un año cada uno. Una prórroga que según se ha podido leer en una entrevista hecha al Concejal de Hacienda de la capital guipuzcoana se espera no llegar a cumplimentarla. 

A raíz de esta decisión la puerta de la polémica se abrió en el consistorio, lo que provocó la presentación de una moción de control por parte del Grupo Popular dos días después, el 27 de febrero, aprovechando que se celebraba el Pleno Ordinario de febrero. Esa moción constaba de cuatro puntos que pedían: adjudicar el concurso público en un plazo máximo de un mes; garantizar en el futuro Pliego de Condiciones que la pista sea de hierba, respetando así la historia y la personalidad del recinto; buscar nuevos patrocinadores del territorio para promover e impulsar el turf, y fijar el 75% de las jornadas de carreras de verano los domingos por la tarde. Esta propuesta fue denegada con los votos a favor del PP (3), votos en contra del PSOE (5) y EAJ-PNV (10) y abstención de EH Bildu (6) y Elkarrekin Podemos (3). Sin embargo, según las palabras del Concejal de Hacienda se aclaró que se seguirá trabajando para que la solución al problema sea próxima y que la adjudicación directa se correspondía principalmente para garantizar la temporada estival.

Asimismo la pregunta que se pueden hacer los aficionados y los profesionales del turf es, ¿cómo dos años después sigue sin haber un nuevo Pliego de Condiciones? Una de las principales razones puede radicar en que a priori dos son los grupos dispuestos a explotar el hipódromo en el futuro. Por un lado, los actuales gestores quieren continuar al frente del hipódromo y manteniendo la pista de hierba, pero con otras condiciones administrativas y económicas más favorables. Por otro lado, ha surgido un grupo inversor relacionado con la Yeguada Torreduero que también estaría interesada en participar en el concurso. Estos últimos ofrecen unas condiciones en la que destaca la posibilidad de cambiar la actual pista de hierba por una pista de fibra, como ya lo han hecho saber en una nota pública. Mientras, Hipodromoa por ahora apenas ha manifestado su propuesta en público. 

Por tanto, nos enfrentamos antes dos opciones bastante diferentes entre sí, sobre todo, en cuanto al terreno se refiere. En consecuencia, al titular del recinto se le han presentado varias dudas, como por ejemplo como plantear el futuro pliego. Según el consistorio ha habido varias conversaciones con profesionales del sector hípico y del sector de la infraestructura. Las opiniones son variadas y eso ha hecho que el debate se haya quedado sin una respuesta concreta. Desgraciadamente la incertidumbre sigue vigente, sin embargo la única certidumbre es que este verano habrá carreras en el centenario hipódromo donostiarra. El melón sigue abierto pendiente de comerse.



PRONOTURF ®